viernes, 4 de mayo de 2012

REFLEXIÓN PERSONAL SOBRE LAS PRÁCTICAS


Mi experiencia en este Prácticum II ha sido muy satisfactoria, ya que me di cuenta de más cosas de las que había pensado antes de empezar las prácticas. Conclusiones fui sacando muchas, y día a día, pero una de las más importantes es que si quieres sacar el mayor rendimiento a los niños, en todas las áreas y en todos los niveles, tienes que tener vocación, admiración por el mundo infantil, respeto y conocimientos tanto a nivel teórico y práctico. Tener constancia y creencia firme de que te encuentras ante una etapa enormemente importante del niño. En donde debes guiar positivamente, hay que ser conscientes de que a la vez que guiamos, ellos implícitamente también nos dan las pautas de qué estrategias debemos de ir utilizando.

En la evolución diaria que han tenido estas prácticas, he podido comprobar de manera presencial el funcionamiento de un colegio, en primera persona.


Durante todo este tiempo he podido contrastar todos los aspectos teóricos que he aprendido durante estos dos años que llevo estudiando, con lo que en realidad se aplica en las aulas de educación infantil.

Creo que tanto los aspectos teóricos como la práctica son complementarios entre sí, aunque pienso que todos los contenidos teóricos que se aprenden a lo largo de la carrera, son de gran importancia para el futuro trabajo en las aulas.
Estos meses que he hecho las prácticas ha sido muy importante para mí, ya que he aprendido muchas cosas y me ha ayudado a comprender cuál es la realidad educativa.

Durante los dos meses de prácticas he podido observar el comportamiento de los niños dentro de la clase, lo cual me ha hecho aprender más cosas y me ha ayudado a completar anteriores aprendizajes. He podido observar cuales son todos los problemas que se presentan dentro de un aula y la forma que hay de solucionarlos, y lo que es más importante, la forma de estructurar una clase y la metodología que se aplica.


Lo que más me sorprendió de las prácticas fue descubrir todas las cosas que en realidad pueden llegar a aprender unos niños de 5 y 6 años. Yo nunca pensé que unos niños tan pequeños hiciesen cosas que yo consideraba complicadísimas para ellos. Por eso digo que las prácticas son muy importantes ya que nos sirven para poder aplicar, en un futuro, diferentes contenidos en función de sus limitaciones.

Por último, os voy a dejar un vídeo que a mi personalmente me motiva mucho y me parece un vídeo magnífico:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada